Haciendo balance del año: herramientas para juntar tus mejores momentos

2014

Qué poquito le queda este año. Es el momento de hacer balance del 2013, y  porque no, compartir nuestros mejores momentos con las personas que han estado en ellos.

Este fin de semana he estado probando algunas herramientas interesantes este sentido.

Twitario: No sé vosotros, pero yo soy de guardar recuerdos, entradas… por qué no guardar tu actividad en Twitter durante el pasado año. Twitario lo pone bastante fácil. Solo tendremos que registrarnos con nuestra cuenta de Twitter y realizar nuestro diario con hasta un máximo de 3.200 tuits que luego podemos exportar a pdf o compartir en nuestros perfiles sociales.

Vizify: Si lo que queremos es también descubrir nuestros followers más fieles, nuestros tuits más destacados o cómo ha sido nuestro comportamiento en la red de microblogging durante este año, la solución es Vizify.Una vez hayamos entrado con nuestra cuenta de Twitter, tendremos un vídeo que podemos editar añadiendo fotos tuiteadas, tuits que queramos destacar o incluso elegir una música de la galería que se nos ofrece. Cuando hayamos dado el ok, podremos compartirlo en nuestro Twitter. Pero Vizify no sólo nos permite hacer balance de nuestra cuenta de Twitter, sino que también podemos reunir los otros perfiles sociales que tengamos (Facebook, LinkedIn, Instagram y Foursquare) y hacer una curiosa web personal.

Flipagram: No hay nada más bonito que recordar tus mejores momentos o imágenes con una gran música de fondo. Con Flipagram ya lo podemos hacer. Una aplicación gratuita que podremos descargarnos desde el App Store de iTunes o desde Google Play. En este para entrar necesitaremos nuestra cuenta de Instagram. Una vez hecho, podremos elegir entre nuestras fotos de Instagram o de la galería móvil, incluso mezclarlas. Las podemos intercambiar y mover de sitio, elegir la velocidad de su presentación, añadirles música y un título. El vídeo resultante de podemos subir a Youtube y compartirlo con nuestros contactos o directamente compartir el enlace en otras redes. Recuerda que en Instagram tendrá la duración que permite esta red (15’’).

Statigram: En la línea de Vizify, nos encontramos con Statigram. También tendremos que entrar con la cuenta de Instagram. Además de darnos estadísticas sobre nuestra actividad en esta red y permitirnos crear diferentes plugins para nuestras páginas nos permite hacer un vídeo con nuestras fotos que más “me gusta” han logrado este año. Una vez listo, se nos mandará a nuestro correo para que lo guardemos en nuestra galería móvil y  cargarlo en la cuenta de Instagram.

Facebook: Un clásico a estas alturas del año. Si cuentas con un perfil en la red de Zuckerberg podrás reunir tus 20 mejores momentos del 2013 (fotos, estados, vídeos, amigos, acontecimientos importantes) y darlos a conocer a tus amigos.

Y bueno, luego siempre queda el trabajo manual de reunir tus mejores momentos y editarlos a tu gusto con aplicaciones como Andromedia o i Movie, pero al 2013 le queda un suspiro…

De momento, desde Social y Media, te deseo un feliz 2014 cargado de muchos buenos momentos para que los compartas 🙂

Anuncios

Pon un toque navideño a tus redes

Feliz Navidad

Villancicos, cascabeles, panderetas ¿no lo oyes?. Es Navidad!!!. La época más esperada por los comercios para recuperarse de sus caídas de ventas durante el año, por eso se afanan en decorar sus establecimientos y contagiar de espíritu navideño a sus futuros clientes para que entren a comprar los regalos.

Pero este espíritu navideño tiene que estar presente no solo en el mundo offline. ¿Qué tal un site navideño para los visitantes de una web?. Mira el que ha hecho la gente de Hootsuite.

Si se tiene un blog, con WordPress, hasta el 4 de enero, en los ajustes generales podemos añadir un efecto de nieve para darle un aire navideño. En Internet podemos encontrar gran cantidad de vectores de gorros de Papa Noel y otros motivos de estas fechas que nos pueden ayudar a customizar las fotos de perfil y portadas de Facebook, Twitter o Google+. Pero si el diseño no es lo tuyo, aquí van algunas recomendaciones para hacer una portada navideña para Facebook totalmente gratis y sin problemas de derecho de autor: Fcoverphotos.com, Coverize.me, Coverjunction, Facecoverz.com, o Fxcovers.com.

Hablando de Google, si tienes un teléfono con la última versión de Android, abre las fotos con la galería de Google, agita el terminal y verás lo que pasa, no te olvides de procesar la imagen resultante y compartirla en tu perfil de Google +,  ya se sabe lo que les gusta las fechas especiales a los de Mountain View y la de aplicaciones que pueden hacer para celebrarlas.

Por cierto ¿has probado a buscar en la barra de Google Now “let’s go caroling”?. Hazlo, elige el villancico y a cantar con tus amigos y familiares. Porque no lo olvides, aprovecha estas fiestas para practicar el #wenrolling y ser social.

Feliz Navidad!!!

El poder de la imagen

Una imagen vale más que mil palabras

Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras y en redes sociales vale mucho. Prueba de ello, es que el gran gigante Facebook fue capaz de pagar ,el pasado año, 1.000 millones de dólares por hacerse con Instagram, una red que cuenta actualmente con 150 millones de usuarios, según esta infografía realizada hace unos días por la gente de Hootsuite.

Según esa misma infografía, las redes basadas en el intercambio de fotografías van adquiriendo mayor importancia. Pinterest, que es la otra red en esta materia,  cuenta con 70 millones de usuarios y fotoblogs como Tumblr también están experimentando un espectacular crecimiento.

¿Y a qué se debe este éxito? Bueno, la verdad es que somos bastante visuales. Un estudio de la Harvard Business School aseguraba que el 70% de las actividades que provocan una respuesta en las redes sociales tiene que ver con una imagen. Y es que, una imagen es más fácil de leer y comprender que un texto, es más, puede ayudar a hacerlo más ameno, sobre todo si es largo, tiene mayor capacidad emocional y sus posibilidades de viralidad son tremendas.

Desde el punto de vista del marketing online, videos e imágenes son elementos a tener en cuenta para mejorar el posicionamiento de una web, no olvidemos que el gran Google hace búsquedas por esas materias.

Para lograrlo, aquí van unos pequeños consejos que, como no, tienen que ver con eso de las keywords que tanto les gusta a los robocitos de Google. Así que lo primero es renombrar la imagen de acuerdo a esas palabras claves por la que se busca el posicionamiento. A continuación es bueno tener en cuenta los atributos Alt y Title de la imagen. El primero vendría a ser una descripción del contenido de la imagen para los motores de búsqueda, además de que mejora la accesibilidad de la web, y el segundo es una ayuda para los usuarios. El primero es más importante, puesto que es lo que les sirve a los buscadores, pero la combinación de ambas etiquetas tiene un mejor resultado.

Visto lo visto, parece que cuidar las imágenes de una web o de nuestras redes sociales es importante. Lo mejor es subir material propio. Ahora encontramos unas aplicaciones estupendas para dispositivos móviles que nos pueden ser de bastante utilidad. Pero si no se es capaz de hacer esa gran foto, no hay que quitársela a otro, recuerda que hay que respetar los derechos de autor. En internet hay muchos bancos de imágenes con imágenes libres de derechos, bastantes gratuitos, que nos pueden sacar de un apuro. Aquí te dejo algunos: Free digital fotos, Every stock photo, Design packs, Photo rack.

Si las fotos que comparte una marca en una red social son de cosecha propia, se les puede añadir una discreta marca de agua con la dirección de esa web. Además de indicar de quién es, si es muy compartida, es una buena forma de hacer publicidad a un bajo coste. Para ello, como todo contenido, que la imagen también entra en esa categoría, debe tener CALIDAD y eso se consigue dedicando un poquito de tiempo a la producción. Así que ya sabes, elige el motivo y el ángulo, enfoca, dispara, edita y comparte!.

Y para terminar te dejo con la imagen más vista del mundo. Seguro que la tienes :).

Fondo de Windows

Sin un plan y estrategia no se llega lejos

Estrategia

Las grandes guerras de la historia las han ganado los mejores estrategas. Está claro. Es importante hacer las cosas planificadas y con una estrategia definida y no, como coloquialmente se dice, al tun tun. No me imagino a Alejandro Magno, a Napoleón o a Guillermo El Conquistador diciendo a su ejército, “vamos a atacar por tal flanco a ver qué pasa”.

En el mundo del social media, no solo es importante, sino vital. De hecho cuando te estás formando en este sentido, si hay algo en lo que se insiste es en la planificación y todo lleva la palabra “plan” delante: plan de marketing online, plan de social media, plan de contenidos…

En este caso, se podría decir que el campo de batalla es el mercado; el objetivo a batir, la competencia; las armas, las herramientas que utilicemos; la munición, la pericia del departamento de Marketing y Comunicación; la victoria, llegar a la mente y al corazón de futuros clientes y lograr prescriptores de la marca.

Vamos, que tener marcada una ruta, evitará que se den pasos en falso. Hay que tener en claro, en primer lugar, qué se tiene y necesita y, por lo tanto, qué se quiere (objetivos y KPI’s).  Es importante ver dónde se está y escuchar al mercado para definir quiénes son o pueden llegar a ser clientes (estudio de mercado) y poder definir cómo se va a llegar a ellos (acciones). Establecidas las acciones, se eligen las herramientas que se van a usar (redes sociales o aplicaciones que pueden venir bien y, en función del presupuesto, si van a ser gratis o de pago). El siguiente paso será repartir las funciones y quién se encargará de gestionar esas herramientas y, por último, no hay que olvidar que hay que vigilar que la estrategia está teniendo resultados (medir ROI).

No son unos pasos sencillos y requieren tiempo. Quizá por eso, hay muchas empresas que pasan de “esta teoría” y prefieren “la práctica”, es decir, ni reflexión, ni estudio y a abrir perfiles sociales como locos porque la competencia los tiene, aunque no tenga ni la más remota idea de para qué los va a utilizar.

Antes de actuar, pensar y estudiar. Este proceso llevará tiempo y sus resultados serán a largo plazo, ya que en el mundo 2.0 los resultados no son inmediatos y es cuestión de mucho trabajo, pero seguro que son buenos.

Para terminar, como ejemplo me gustaría poner a un joven chef madrileño, cuyo restaurante ha ascendido recientemente al Olimpo de las tres estrellas Michelin durante su intervención en un programa de televisión. “Teníamos claro qué queríamos hacer y qué no”, aseguraba y, como resultado,: prestigio internacional y un restaurante con lista de espera. “El éxito tiene que ser la consecuencia y no el fin”, indicaba. Pues eso…