Contenido, compartir y centrarse en el público: #SMMDay

#SMMDay

En un mundo tan cambiante como es el 2.0, siempre hay que estar formándose, leyendo y escuchando los consejos de expertos, y el evento que tuvo lugar ayer en el espacio Bertelsmann de Madrid reunía a bastantes bajo la etiqueta #SMMDay. Las claves: contenido, compartir y sorprender a nuestro público y no atosigarle con lo buenos, altos y guapos que somos.

– Compartir contenido mola:

El primer valiente en abrir la sesión de conferencias fue Alex Dolara (@aledoo). Digo valiente, porque el acto contó en sus primeros momentos con la banda sonora de los pitos, gritos y bocinas de los trabajadores de la editorial dueña del recinto que protestaban ante su política de despidos. Dolara haciendo frente a tal situación y a los inconvenientes técnicos, intentó hablar a los asistentes de Karmacracy.com invitándoles a caramelos y a probar las posibilidades de esta plataforma para compartir y viralizar contenido. Karmacracy se presenta como una especie de Bitly a la española, concretamente de Bilbao, que, además de permitir acortar urls y distribuir contenido, premia por ello, mediante un sistema de insignias llamadas nuts o compartiendo contenido patrocinado.

-SEO y Social Media, un matrimonio condenado a entenderse:

Javier Gosende (@javiergosende), especialista en posicionamiento web, recogió el testigo y, disfrutando de menos ruido ambiente, habló de SEO y Social Media, un matrimonio de conveniencia que tiene que llevarse bien. Parece que las redes sociales ayudan al posicionamiento web, sobre todo Google+ que, según Gosende “ha dejado de ser un pueblo fantasma a ser considerado para el posicionamiento en buscadores”. Y no solo esta red, sino también otros productos de los de Mountain View, como Youtube, segundo buscador más popular.

Como se suele decir, el contenido es el rey, pero siempre y cuando consiga enlaces de calidad. Lo primero que hay que hacer es ver qué contenido tenemos,  cómo funciona y qué es lo que está triunfando. Para ello, algunas herramientas que hay que apuntar: Topsy, Ahrefs, Wildfire, Bitly, Buffer, Karmacracy o las propias estadísticas de nuestra página de Facebook.

Pero no basta con observar, también hay que crear y compartir. Entre los consejos que Gosende apuntó:

  • CrowdSourcing: invitando a nuestros fans y seguidores a crear contenido de calidad para nosotros, por ejemplo a través de un concurso en Facebook.
  • Insertando botones de compartir nuestro blog, sin abusar y conectados a la redes más usadas.
  • GuestBlogging: invitando a escribir en nuestro blog y siendo invitados a otros.
  • Entrevistas a blogueros: el entrevistado seguro que la enlazará en su blog o mencionará en sus redes.
  • Compartiendo contenido en foros especializados.
  • Empleando agregadores de contenido.

Además de permitirnos difundir contenidos, las redes sociales son un gran aliado para mantener las críticas a raya, al crear en los buscadores un colchón de páginas con contenidos que mejoren nuestra reputación online. Este sentido las recomendaciones fueron:

  • Crear perfiles actualizados en Facebook,Twitter y Google + y una página de empresa en LinkedIn
  • Abrir un canal de Youtube.
  • No olvidarse de redes menos conocidas pero importantes como about.me, Ivoox o tumblr.
  • Recordar la existencia de redes verticales y foros.

-La difícil relación entre los buscadores y las redes sociales:

Después de esta interesante reflexión sobre SEO y Social Media, María Redondo (@mariaredondo), quien se definió como todoterreno del Social Media, continuó en la misma línea. Partiendo de la historia de un niño superdotado que nació en 1998, de sobra conocido, al que sus creadores educaron en las matemáticas y la ingeniería y que en los últimos años se ha visto desbordado por la cantidad de información que almacena, nos presenta a Google. Un niño al que sus creadores decidieron hacerlo más social. Pues como Redondo aseguró, “los usuarios no creemos a las marcas y nos fiamos más de las recomendaciones y consejos de nuestros círculos cercanos” y si hay quien entienda de círculos es Google+. Esta red nacía en 2011, quizá un poco tarde, cuando Facebook contaba ya con 750 millones de usuarios entrando en competencia directa. Una, por hacerse con datos sociales, la otra, por convertirse además en un buscador. Conclusión buscadores y redes sociales se necesitan mutuamente y más que nunca.

-Pon cariño e ilusión en tu contenido:

Vista la importancia del posicionamiento y los medios, era el momento de ver cómo crear contenido para poder mejorarlo: marketing y estrategias. Vilma Núñez (@Vilmanunez), otra todorreno social, y Lucas García (@lgarcia), CEO de Social Mood, se marcaron un Pimpinela para enseñarnos sus secretos.

Una exposición llena de preguntas: ¿por qué necesitamos marketing de contenidos?, ¿qué contenido tenemos?, ¿cuál necesitamos?, ¿qué queremos?. Estrategias aparte (algo tan obvio e ignorado en ocasiones), hay que llegar al corazón del público, enfocándonos en el “ellos” y no en “nosotros”. Poniendo un traje espectacular a nuestro contenido, con complementos como la ilusión, el cariño y la creatividad, sin olvidar ser nosotros mismos y recordar que la optimización es clave y que el contenido (salvo el temporal) no muere.

-La sencillez de Instagram: una imagen vale más que mil whatsapps:

SEOs aparte Philippe González (@PhilGonzalez), fundador de instagramers.com, dejó claro una cosa, ni estrategia, ni posicionamiento, ni nada: GANAS e ILUSIÓN, como la que él ha puesto en su blog. Y es que la imagen une fuerzas y personas, en su caso igers que, alrededor de su idea, han creado comunidades por todo el mundo. La imagen triunfa sobre la letra con tal fuerza que el propio Instagram ha reconocido a estos locos de esta red llena de sentimientos y experiencias que son difícil de medir, aunque Statigram, Nitrogram y Grampro pueden ayudar a ello.

– Sociales desde las cavernas:

Para finalizar la jornada,  Juan Merodio, experto en marketing de contenidos, nos recordó que ya éramos sociales antes de Internet, pues el primer muro estaba en las cavernas. Cambian las plataformas, los contextos, las herramientas, la tecnología, pero nada es para siempre y en este sentido augura la caída de Facebook. Pensemos a largo plazo a la hora de hacer marketing de contenidos recomendó, pues los jóvenes de hoy serán los clientes el futuro y ya vienen con ADN digital.

Ah, Y una cosa más, experiencias e historias y no dejar esta tarea en manos de personas no preparadas, el cuñadity manager puede hacer mucho daño. Razón no le falta ¿no creéis?

Anuncios

De tuits, estrategias y sentido común

Tuit Jot Down

¿Hasta dónde hay que llegar para que se hable de tu marca?.

Cuando le explicas a alguien que es Twitter, tirando de definición más o menos oficial, dices es una red social que permite a los usuario comunicarse, buscar y seguir a gente influyente de un campo determinado y aprender lo que está sucediendo en directo en todo el mundo. Yo añado, un espacio fresco, lleno de creatividad, que constituye el mejor canal para que las marcas hablen con la gente en tiempo real.

La mecánica es muy sencilla. Solo hay que abrirse una cuenta, subir una foto, algunos datos de presentación a nuestro perfil y, venga, a conversar y, si soy una empresa, a hablar de mis servicios, productos, lo bien que lo hago y de cosas relacionadas con mi sector. En Twitter no hay tantas normas como en Facebook, se puede convertir en un campo de batalla y el límite lo establece, digamos, que el sentido común de cada uno.

Si lo que dices es útil o interesante o “de calidad”, como se dice en el mundo 2.0, la gente te seguirá, si no, pues algo tendrás que hacer. ¿Pero qué se entiende por calidad? ¿Aquello que genera ese palabro marketero tan usado: engagement? Y aquí viene mi pregunta ¿para lograrlo vale todo?.

Me fijo en cuentas que han aparecido en otros medios por su estrategia ¿creativa, diferente, arriesgada, bizarra…?.  Comienzo por el diálogo entre @JotDownSpain y @policia, que la pasada semana ocupó espacios de medios, tanto nacionales como internacionales, con titulares como “La policía enseña a viajar con porros escondidos por la UE”.

Diálogo policía Jot down sobre porros

Si se hace caso al mencionado sentido común, parece que no es muy lógico que la Policía dé este tipo de consejos (lo mejor es cuando dice que ha tenido que consultarlo a un agente veterano). ¿Qué ha pasado, entonces? ¿Policía ha aprovechado el guiño de Jot Down? ¿O Policía desconecía quién era Jot Down y lo trató como un particular?. Dos cuentas a los que los seguidores no les faltan (servidora entre ellas) y que se caracterizan por un tono fresco y muy cercano, incluso canalla. Al final, un claro ganador y una cuenta, que, para mantener su reputación, se vio obligada a borrar tuits, aunque ya sabemos que la gente es muy rápida haciendo print page.

Aunque bueno, para canalla @MediaMarkt_es que, con eso del lema “nos hemos vuelto locos”, a veces se pasa y lo lleva al extremo, increpando a clientes, a la propia Policía y dejando descolocado al personal. Aquí, la última…

mediamark tuit_mediamark

Y @quediario no lo desaprovechó… Otra cuenta, a la que le vino bien subirse al carro de la conversación del momento fue a @telepizza_es:

Telepizza Mesi

El gran maestro en esto de aprovechar el momento y de dar un toque original a sus tuits es, sin duda, @oreo, como demostró con el apagón de la última edición de la Super Bowl y que se convirtió en modelo a seguir. Y es que, como aseguró un asistente de un hangout que pude ver hace unos días, ahora se pide actuar como esta marca.

oreo

Así que a aprovechar el momento y a llamar la atención. Puede que la estrategia sea arriesgada y como resultado sea protagonista en las noticias, pero bueno, al fin y al cabo, lo que se busca es que se hable de nuestra marca. ¿No?.

Cuestión de emociones

Foto: Idea Go

Foto: Idea Go

Una vez en una clase nos hicieron esta pregunta: ¿Por qué compartes contenido en las redes sociales?. Las respuestas fueron muy variadas:

– Porque puede ser interesante para mis amigos.
– Porque es divertido.
– Porque es sorprendente.
– Porque es curioso.
– Porque llama la atención.
….

Risa, diversión, sorpresa, curiosidad, interés… Se podría pensar en un emoticono para cada palabra porque, exactamente, lo que se comparte es aquello que nos causa alguna emoción.

Parece que los usuarios buscamos por las redes sociales más emociones y no tanta información. De hecho, el mayor grado de esa palabra que tanto gusta en este mundo: engagement, lo tienen las imágenes (fijas o móviles) puesto que es más fácil despertar esos sentimientos con ellas.

Y, según sea una red u otra, esto será en mayor o menor medida y las emociones compartidas serán más o menos alegres. Buscando sobre el tema, encontré un estudio publicado por la Biblioteca de la Universidad de Cornell que concluía que la emoción más presente era la ira. El estudio se había centrado en Weibo, que viene a ser algo así como el Twitter de China y en el que está muy de moda poner emoticonos. Los investigadores vieron que el sentimiento que estaba más presente era la ira, seguido de la alegría. Pero el estudio también puede aplicarse al mundo occidental. Twitter a veces parece el muro de las lamentaciones y es el mejor lugar para dar a conocer las protestas y movilizaciones, mientras que otras redes más visuales como Facebook o Instagram parecen el país de las maravillas.

Curiosidades aparte, parece claro que el objetivo es no tanto informar a nuestros fans y followers de lo altos, buenos y guapos que somos, sino tocar su corazoncito y no solo en el mundo 2.0. No hay nada que más venda que una recomendación y el “boca oreja” (o WOM como se dice ahora) offline siempre ha funcionado bien.

De esto saben mucho los grupos musicales que, gracias a las redes sociales, además de ganar nuevos adeptos, prueban la fidelidad de los que ya tienen. Un ejemplo reciente de estas pruebas de amor, que descubrí gracias a un compañero del Máster, es la que está realizando el grupo Standstill, invitando a sus fans a hacer un “mapa íntimo de creación colectiva” a partir del cariño, respeto y atención.  La verdad, desconozco qué harán con él, a lo mejor lo usan en alguno de sus conciertos… Otro ejemplo es cuando Coldplay lanzó su último disco e invitó a sus fans a diseñar una mariposa que luego proyectarían en sus conciertos a modo de agradecimiento.

Pero no solo los grupos de música, sino todo aquel que quiera tener una buena presencia online tendría que aprender que lo primero son los fans, luego vendrá lo otro… ¿No os parece?.

Más allá de Facebook y Twitter: las redes sociales verticales

Redes sociales verticales

Desde que estoy profundizando en este mundillo, no hago más que aprender y descubrir nuevos conceptos. Hace unos días tuve la suerte de asistir a una clase impartida por Juan Merodio en la que se habló de las redes sociales verticales. Así que me puse a investigar un poquito en el tema…

Horizontal vs. Vertical
Las redes sociales que más conocemos y a las que solemos conectarnos (Facebook, Twitter, Google +…) son las denominadas horizontales y que se caracterizan por ser generalistas. Pero, sabiendo la necesidad que tenemos los humanos de pertenencia a un grupo, y ante la saturación de las primeras, han ido cobrando mucha fuerza aquellas que giran en torno a una temática o interés y que son las llamadas verticales.

Este tipo de redes posibilita comunicarse con personas que comparten los mismos intereses e incluso aprovecharlas profesionalmente para posicionarse o mejorar su marca personal.

En este sentido, se encuentran bastantes redes, la mayor parte relacionadas con intereses y ocio. A modo de ejemplo, para amantes de los animales tenemos las míticas Unitedcats, Uniteddogs y las internacionales Dogster y Catster. Los deportistas tienen Timpik,  los que quieren descubrir el chef que llevan dentro y compartir sus recetas pueden hacerlo en Recetízate y los que disfrutan viajando estarán en Minube. Los amantes de los zombies se reunirán en Lostzombies, los de los coches, en Ebuga y para los fans del FC Barcelona, el propio club ha creado Fbcfeel.

Para conocer pareja y nuevos amigos seguro que las más conocidas son Badoo, eDarling o Meetic, y aquellos con elevado poder adquisitivo es posible que estén registrados en Millonaire Cupid y si lo que se busca es compartir eventos con gente guapa y cazadores de tendencias, Eleqt.com.

En el caso de las profesionales, Xing o LinkedIn son un claro ejemplo y para aquellos brokers en potencia, 20 minutos ha creado Bolsa.com. Para compartir software libre, el sitio es Diaspora, los artistas se darán a conocer en Fiction City y los docentes y empresas de formación seguro que están en Formadores en red.

De reciente creación es Vitanect, que conecta a pacientes y especialistas en torno a inquietudes médicas.

Con lo que gusta la segmentación de públicos en el mundo del marketing online, estas redes parecen la mejor solución y solo habría que descubrir el sitio en el que se reúne nuestro target y estar allí. Muchas admiten registro de empresas y marcas e incluso publicidad, pero otras no y entrar en ellas será cuestión de pericia y, una vez dentro, habrá que integrarse en ella y servirá, por ejemplo, para detectar necesidades.

Lo que está claro es que son una gran oportunidad que no se debe de perder de vista a la hora de descubrir nuevos clientes o aumentar la presencia online de una marca y empresa y, ante un mercado horizontal, tradicional, que empieza a saturarse…

¿Cambiamos el sentido de nuestra estrategia?