Marketing online, offline y networking

socialclubbers

Si algo es importante en el mundo del social media es dejar esa huella de la que hablaba en el post anterior y, sobre todo, acudir a todos los eventos posibles, dejarse ver y entablar conversaciones con los asistentes, que siempre se aprende.

Este jueves pude asistir a una de esas sesiones de networking, organizada bajo el nombre de #CommunityCocktail. Sus artífices, Socialclubbers, una división de Marketing surffers, especializada en locales de ocio nocturno y discotecas.

De inaugurar el encuentro, que tuvo lugar en un local llamado Lolita Lounge en Madrid, se encargó uno de los marketeros surferos, Juan Merodio, quien dedicó su speech a la importancia de integrar lo online y offline. Resumiendo:

– Sin una web usable, adaptada al móvil, con buen contenido y destinada a las personas y no bajo las directrices del egocentrismo corporativo, poco se puede hacer.
– Hay que seducir al cliente para que apueste por nosotros.
– Con poco dinero se pueden hacer acciones que enriquecerán nuestra estrategia social media.

Y como muestra un botón, bueno… dos. Dos casos de éxito en el terreno nocturno. Por un lado el que llevan Edu Gambero y Javi del Moral, a los mandos de las redes del Penalti Lounge y Daniela Gallardo y Laura Dotu, que hacen lo propio con el bar anfitrión de este encuentro, que nace con vocación de permanencia.

Básicamente, sus estrategias se basan en la interacción con los usuarios a ambos niveles, promociones y premios por acciones sociales y para seguidores, llevar la experiencia del local a las redes y fotografías, muchas fotografías de clientes, algunas que harían temblar los pilares de más de una marca personal.

Y después de esta primera sesión, algunas conclusiones:
– Una web adecuada es fundamental para desarrollar una estrategia.
– Intenta hacer atractivo tu producto o servicio.
No pongas trabas a tus usuarios y facilítale las cosas cuando les pidas acciones sociales.
– Es importante la implicación de todo el personal de la empresa en tu estrategia social media, desde el gerente de la empresa hasta el último administrativo. Recordemos que no hay mejor comercial que los trabajadores de una empresa, sobre todo si están contentos y motivados.
– Haz que tus clientes se lo pasen bien o tengan buenas experiencias en tu negocio.
Premia la fidelidad de tus seguidores. Muy poca gente sigue a una marca sin esperar nada a cambio.
– En las redes no se vende. La venta se produce en la web o en tu local.

¿Estuviste? ¿Cuál añadirías?

Anuncios

¿Marca personal para todos?

Foto: Freepik.com

Foto: Freepik.com

Últimamente, uno de los TT en el mundo de los blogs es el tema de la marca personal. Para quienes no conozcan que es esto, vendría a ser como la huella que dejas en aquellos que te rodean (familiares, amigos, compañeros de trabajo…) y podríamos incluir también tu rastro digital, aunque esto esté más relacionado con la reputación online.

Los foros en los que se habla de este concepto son aquellos que tienen que ver con el mundo del emprendimiento y, sobre todo, con esto del social media, ya que en él se encuentra mucho profesional que trabaja por cuenta propia, una de las tendencias mayoritarias actualmente.

Aunque parezca que la marca es algo innato a nosotros, es resultado de un proceso denominado branding y requiere tiempo y trabajo, siempre y cuando quieras que sea buena, tú ser memorable y, sobre todo, que cuando alguien te busque, aparezcas en las dos primeras páginas de registro de Google de forma aceptable. Normalmente este término se asocia al ámbito profesional, porque, en la mayoría de los casos, la marca personal privada no tiene que ver con la profesional.

¿Pero este proceso es para todos o solo para un perfil? La teoría es que es algo conveniente para cualquiera, sobre todo cuando se está sin clientes, es decir, buscando trabajo, pero la práctica dice que solo unos pocos se preocupan de tener una marca personal limpia y profesional. Aquí me quiero detener en el II Informe sobre redes sociales y mercado de trabajo en España que publicó Adecco hace unas semanas.

Según este documento, la huella digital-reputación online es muy importante. Y es que el 70% de los profesionales de Recursos Humanos consulta los perfiles de Facebook y Linkedin de los candidatos para obtener información sobre su reputación online y el 57% de las empresas han utilizado las redes sociales para contratar.

“Los portales de empleo aúnan currículum planos, el talento del candidato está en las redes sociales”, destacaba en la presentación del informe Encarna Maroño, Directora de Servicio y Calidad de Adecco. Talento, creatividad y, si no se remedia o vigila, situaciones que pueden arruinar la vida del personal.

Ante tales datos, cuidar nuestra marca personal se hace más necesario que nunca, se esté trabajando en el sector que sea, aunque haya quien ni se lo plantee. Además del trabajo offline que hay que hacer (obtener recomendaciones de compañeros, planificar una estrategia personal, asistencia a eventos, formación…), no hay que descuidar nuestro mundo online, no solo posicionándonos profesionalmente en redes sociales, blogs o webs, sino vigilando a quienes nos rodean y gestionando nuestras opciones de privacidad de los sitios en los que estemos presentes para evitar disgustos.

Pero eso sí, nunca te olvides de tres claves: honestidad, sinceridad y autenticidad.

¿No te parece?

Descubriendo a un influencer

Una de las prácticas más comunes entre blogueros es el guest blogging, o invitar a otros bloggers a participar en nuestro blog. En este caso, mi invitada todavía no tiene un blog en activo, pero no tardará y, cuando lo tenga, dará que hablar.

Marta Alonso (@tuks_17) tuvo la suerte de asistir al primer evento de Marketing de Influencers, el “Influence One”, que tuvo lugar el pasado día 13 de marzo en el Colegio Mayor Guadalupe de Madrid y quiso hacer este resumen para Social y Media.

Todos somos influencers

El pasado 13 de marzo Augure celebró el primer evento sobre marketing de influencers con ponencias y mesas redondas de auténticos superhéroes del marketing actual, y yo, que llevo un año como aprendiz en el mundo del social media, no podía perdérmelo.

influenceone

Arnaud Roy, Director General de Augure, rompió el hielo afirmando que “el 60% de las empresas ya dedican presupuestos al marketing de influencers y la cantidad invertida aumentará en un 44% durante 2014”. Para demostrarlo, José Manuel Velasco, presidente de Dircom, consiguió la interacción del público con un experimento físico y mental para dejar claro que las empresas deben centrarse en saber cómo y por qué llegar a los influencers para después dar con las herramientas con las que se encontrarán a las figuras adecuadas.

Por su parte, Pedro Jareño de Territorio Creativo, supo transportarnos al mismísimo Paleolítico para destacar que los influencers no han surgido en los últimos tiempos, sino que cada época ha contado con “los mejores cazadores” que amplifican su mensaje o el de una empresa a través de los canales más adecuados en cada momento. Y es que  “si el contenido es el rey, los influencers son la mano del rey”.

Begoña González y Juan Carlos Milena transmitieron experiencias concretas de las plataformas minube y El club de las madres felices para asegurar que todos somos influyentes. Pasando por divertidas anécdotas (con cucarachas incluidas) aclararon que “los prescriptores no sirven si el contenido no es bueno” a pesar de la importancia que pueda tener esa figura en un determinado sector.

David Martínez Pradales, Gerente de Comunicación Externa de Orange, y Ángeles Barrios, Directora de Comunicación y RRPP de Philips, centraron su atención en cómo los empleados de una empresa pueden llegar a ser influyentes. Por ejemplo, Philips ha creado Comparte innovación, una plataforma en la que los usuarios “aportan credibilidad a sus pares”, compartiendo información de la empresa o del sector en las redes sociales donde se encuentra su círculo de confianza.

Para finalizar la jornada, Juan Merodio, explicó las fases en las que puede definirse una estrategia de marketing de influencers, que a su vez debe estar incluida en la de content marketing:

  1. Identificación de influyentes para calcular el alcance de nicho total obtenido de colaboraciones con figuras más o menos influyentes.
  2. Estudio de palabras clave que defenderán mejor nuestro contenido.
  3. Toma de contacto con los elegidos.
  4. Análisis de datos por campaña.

Las mesas redondas también tuvieron protagonismo a lo largo del evento, sobre todo aquella en la que participaron Mauro Fuentes, Jonan Basterra, Juan Castromil y Martín López. La conclusión de estos bloggers coincide con la del evento y puede resumirse en que en el día a día de las campañas con influencers debe primar la honestidad al comunicar, la cercanía y transparencia que caracteriza a la raza humana y tener claro que la comunicación con bloggers es un proceso largo.

¿Pudiste asistir a este evento? ¿qué te pareció? Puedes encontrar más ideas y mensajes con el hashtag #InfluenceOne
¡Ha sido un placer participar en Socialymedia!

El placer es mío, Marta 🙂

El troll que tienes cerca

Trolls

Una de las especies que acecha por internet y a la que se tiene gran temor es al denominado troll. La verdad es que yo este nombre lo tenía asociado a esos seres peludos y malolientes que hacían la vida imposible a los gnomos o a las criaturas viscosas que salen en El Señor de los anillos. Pero resulta que existen y su lugar de acción son las redes sociales y foros.

La definición que se da de estos seres es: es aquella persona que tiene por objetivo crear polémica, crispación o rumores dentro de las redes sociales, un blog o un foro. No les importa que lo que digan sea verdadero o falso. Su objetivo es crear ruido en las conversaciones y, si es posible, crispar a los que participan y moderan. Actúan en el anonimato y eso hace que se crezcan en sus ataques a marcas, personas o empresas. Esta figura se ha convertido en objeto de estudio y hay quien se atreve a hacer clasificaciones o destacar sus características.

anatomía del troll

Según su modus operandi, se les puede clasificar en:

  •  disrruptivos
  • los que buscan llamar la atención
  •  el que persigue a famosos
  • el mal hablado
  • el persistente
  • el listillo
  • el gracioso…

Esta semana descubrí un estudio que aseguraba que, parafraseando a Cyndi Lauper, “Los trolls solo quieren divertirse”. Su autor, Erin Buckels, investigador de Psicología de la Universidad de Manitoba (Canadá), quien junto a otros colegas, viene a decir que, lo que les mueve a estos seres maléficos, son cuatro rasgos de personalidad que suelen agruparse bajo el nombre de “Tétrada Oscura”. Y con este nombre que parece sacado de las novelas de J. R. R Tolkien, lo que se puede reunir no es nada bueno: maquiavelismo (adoran manipular y engañar), narcisismo (egoistas y obsesionados), psicopatía (carecen de remordimientos y empatía) y sadismo (disfrutan haciendo sufrir al resto).

Para localizarlos, Buckels y sus amigos hicieron una encuesta entre usuarios para detectar respuestas no del todo sanas. Así pudieron establecer una “Evaluación Global del troleo en Internet” compuesta por 4 afirmaciones:

  • He enviado gente a un “shock websites” (sitios web de dudosa reputación y muy desagradables, nunca se os ocurra buscarlo en imágenes de Google) para reírme.
  • Me gusta trolear a gente en los foros o comentarios de un sitio web.
  • Disfruto saboteando a otros jugadores en juegos multijugador.
  • Cuánto más bello y puro es algo, más satisfactorio es corromperlo.

Angelitos…

Visto lo visto, parece que para ser un troll, además de tener mala leche, hay que pasar mucho tiempo en Internet y saber cómo funciona. Pero además de estos trolls tecnológicos, hay otros todavía más peligrosos, los que te conocen y saben como funcionas tú, tu empresa y tu marca.

Estos no van de internautas macarras, sino que son más de andar por casa y su característica principal es la persistencia y, por mucho que intentes no alimentarlos o sacarlos a otro canal, pueden poner a prueba tu paciencia hasta límites insospechados. Quienes se encuentran en este grupo suelen ser aquellos con los que has trabajado o contactado: competencia, clientes insatisfechos, proveedores con deudas pendientes, personas que te han pedido información y no te han pillado en un buen día o directamente no has atendido y, los menos (por aquello de no está bien hablar mal de los anteriores trabajos), ex trabajadores que no lo han pasado bien en tu empresa.

Antes pues estas quejas se expresaban en el local en cuestión, mediante hojas de reclamaciones, alguno escribía alguna Carta al Director en medios de comunicación o denunciaba la situación a las asociaciones de consumidores, que para eso están. Pero ahora, con las redes sociales, y, sobre todo, con Twitter, los trapos sucios se lavan en público y, como se conozca como funciona (lo del punto antes del @ da miedo) y el troll tenga bastantes followers fieles, vas a estar un ratito entretenido.

Por eso, para evitar a esta especie, (con la otra lo que tienes que hacer mayormente es no tratar temas polémicos en tus sitios (política, religión y futbol), no responder a sus ataques y dejar que se aburra (difícil…)), lo mejor es que, como se suele decir, más vale prevenir que curar.

Así que, moraleja, si tu vida online quieres mejorar, tu vida offline debes cuidar.