Compartir es vivir… sobre la tasa Google


Compartir es vivir

El mundo de Internet y las redes sociales anda desde la semana pasada bastante revolucionado a raíz de la última brillante decisión de un Gobierno que se empeña en seguir gobernando para los amigos. Sí, damas y caballeros, me estoy refiriendo a ese proyecto de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que impone el famoso Canon AEDE o Tasa Google, para los amigos, ratificado el pasado 22 de julio.

El objetivo de lo que se ha calificado por activa y por pasiva como “la extorsión de un lobby al mundo de Internet” es luchar contra la piratería, o al menos así nos lo venden, y establece que vulneran la ley, no solo quienes alojen contenidos ilícitos (protegidos por derechos de autor), sino todo aquellos que, de forma comercial o a sabiendas faciliten el acceso ordenado, clasificado e indexado de contenidos ilegales para su utilización por terceros. Está claro quién es el enemigo, ¿no?. Ese lobby es la AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles), una entidad de la que forman parte grupos como Vocento, Unidad Editorial, Prisa… y que echan la culpa de sus desgracias al gigante de Mountain View, y si ya de paso pueden sacarle algo, pues bienvenido sea.

Y es que estos señores consideran que el compartir libremente el contenido que realizan sus periodistas, debe tener un precio. Así que cualquier persona física o jurídica que opere en internet puede ser denunciada por realizar esta acción, tanto si son webs de enlaces, como blogs, foros, redes sociales o wikis. Aunque, como esto de las leyes es tan complejo y puede ser objeto de interpretaciones, días después de su decisión el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, aclaró que los particulares no se verían afectados, ni tampoco las redes sociales, el maligno es Google.

Así que eso me tranquiliza, que en este post van a ir varios links a medios y servidora no está para pagar 30.000 euros,  ni yo ni muchos de las webs señaladas en el proyecto de ley, como indica el fundador de Menéame.  El único que se lo puede permitir es Google,  pero oye, como que pasa y si un medio no quiere estar en Google News, un servicio totalmente voluntario, porque considera que atenta contra tus intereses,  pues se lo pierde, que este servicio ha mandado más de 10 millones de visitas a editores de todo el mundo, y con lo que les gustan las visitas a los publicistas… 

Según esta decisión parece que las páginas web de los medios AEDE tendrán que hacer cambios y decir adiós a sus plugins sociales, incluido al enlace a Menéame…

 

plugins sociales canon AEDE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero el Gobierno español no ha sido el único en Europa que ha querido poner puertas a la esencia de la arquitectura de Internet. Sin embargo, como se demuestra, una vez que se conoce cómo funciona la red y quién manda en ella, se ha llegado a un entendimiento porque es mejor tener a Google como amigo.  A ver si en España se dan cuenta… De momento, Google ha atacado con un bloqueador de páginas en el que además se dan alternativas para seguir informándonos fuera de los medios de la chachipanda de la AEDE y el movimiento contra esta tasa y decisión va en aumento…

A ver si esta ley tiene realmente un corto recorrido, que a la información nunca hay que cerrarle las puertas.

Si te ha gustado esta entrada no temas compartirla, porque compartir es vivir.

No al canon AEDE

Cuestión de ensayo y error

ensayo y error

 

Confieso que mi máxima de acción es “vale más actuar a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada” (Giovanni Boccaccio). Vamos, como suele decirse, el que no arriesga, no gana…

Y esto tan simple es vital en muchos aspectos de la vida y, sobre todo en el mundo 2.0. Hace unos días me llamaba la atención una infografía del blog de TreceBits en la que decía que una de las cualidades del community manager era “practicar el método del ensayo y error”, eso sí, con un plan B en la recámara que no hay que ir de kamikaze.

Y es que cuando te empiezas a meter en este mundillo, no haces más que encontrar gente y blogs que te dan consejos y post del tipo “las x formas de sacar partido a…”, “x consejos para hacer…” que luego lees y dices, “toma, eso lo sabía yo”.

Las cosas no son tan sencillas para reducirlas a simples consejos.  No hay fórmulas mágicas, no hay una sola forma de hacer las cosas. Todo depende de lo que tienes entre manos, y lo que funciona con una empresa, cliente, marca… no funciona con otra. De ahí la importancia de medir y analizar y de probar, de experimentar. Ninguna estrategia es mejor o peor. Hay que adaptarse y eso lleva tiempo, mucho tiempo. Y el mejor punto para lograr el éxito es arriesgarse. Porque, esto sí que es cuestión de ensayo y error. ¿No creéis?

Haciendo planes de social media

Social media

 

Como decía Hannibal del Equipo A “Me encantan que los planes salgan bien…”, sobre todo si son de Social Media.

Ya escribí en otra ocasión que sin estrategia no se llega lejos. En Social Media todo tiene que seguir un guión y estar bien planificado. ¿Cuál? en función de las circunstancias, pero hay unos puntos que son esenciales y no deben faltar:

1. Análisis de la situación: es importante tener en cuenta la situación del entorno económico y social en el que está el cliente, así como quién es y qué hace su competencia. En este punto es importante mirar adentro y ver cómo está la empresa, qué se dice de ella y analizar sus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, que nos darán muchas pistas a la hora de establecer los objetivos del plan.

2. Objetivos: todo se hace por algún motivo, así que hay que definirlo:
* Influencia
* Engagement
* Conversiones
* Fidelización
* Visitas a web
* Branding….

3. Público: hay que tener claro a quién se va a intentar seducir. Fijarse en su edad, ubicación, sexo, nivel económico, gustos, presencia en redes sociales y qué hace en ellas, son algunos puntos que hay que tener en cuenta.

4. Estrategia: antes de nada, hay que ver cómo nos vamos a dirigir a nuestras comunidades. ¿Estilo formal, informal? ¿En primera persona del singular o del plural? ¿Qué línea seguirán nuestras publicaciones? Lo primero: definir tono y estilo.

Un calendario de publicaciones siempre ayuda a la hora de gestionar los contenidos que se publicarán. En este punto viene bien establecer una clasificación de los mismos. Ahora toca definir la estrategia pura y dura. ¿Vas a tener blog? ¿Facebook? ¿Twitter?… ¿Para qué te servirán? ¿Qué y cuánto se va a publicar? Añade una propuesta de valor a cada red social y justifica tu presencia en ella.
En redes sociales nos exponemos al público y a situaciones que no podremos a veces controlar y pueden afectar a nuestra reputación online y offline así que hay que estar preparados. Unas normas de comportamiento y un protocolo de actuación ante posibles crisis pueden venir muy bien. En esta fase no hay que olvidar que no todo el mundo está en internet y es bueno dedicar espacio a los medios tradicionales, dando a nuestra estrategia una visión de 360º.

5. Herramientas y recursos: ¿Propios, freelances, agencia? Si son de la casa, ¿quién se va a encargar del plan?. ¿Qué herramientas vas a usar para crear y producir contenido? ¿Y para gestionar y medir tu presencia en redes?. Si se está comenzando, lo normal será ir a herramientas gratuitas o planes low cost. En función de lo que se decida, irá el presupuesto. No olvides reservar una partida a las acciones de promoción en SEM y ads.

6. Acciones e implementación: Momento de centrarse en la ejecución. ¿Qué acciones se realizarán para implementar el plan? Un timing ayuda y habrá que tener en cuenta si se van a hacer acciones SEM o aplicaciones en momentos puntuales.

7. Medición y control: Hay que ver que el plan funciona y medir nuestras acciones para informar a nuestro cliente. Establecer KPIs por canales y objetivos servirán para ver que todo se está llevando a buen puerto.

¿Se os ocurre algún punto más?

A lo mejor esta ayudita os viene bien :).

infografía de un social media plan

 

 

 

#FirstTeatroTuits

#FirstTeatroTuits

Si hay algo que está cada vez más claro, es que Twitter tiene muchas aplicaciones. La última,  para guionizar en directo una obra de teatro. Así se vendía #FirstTeatroTuits, una iniciativa de Vodafone con la colaboración del actor Raúl Arévalo (“Con el culo al aire”,  “Primos”,  “AzulOscuroCasiNegro,  Los girasoles ciegos…)

La primera obra de teatro hecha con tuits tuvo lugar el pasado día 11 de julio en el Teatro Capitol de Madrid, y se podía participar en ella previa inscripción. En realidad, se trataba de poner a prueba la capacidad de improvisación del actor, quien contó con la ayuda de los geniales Paula Galimberti y Juanma Díez,  de la compañía Jamming.

La dinámica era sencilla: una vez en el teatro y haciendo uso del hashtag ya mencionado,  había que tuitear situaciones, frases, expresiones…  que servirían para la impro.

Un paréntesis para un tirón de orejas al organizador: quien decidió que el público pusiera a prueba su tarifa de datos y no facilitó una wifi abierta. Por lo que aquellos,  con baja tarifa de datos de otras compañías no pudimos tomar parte del espectáculo, puesto que a estas alturas del mes estos brillan por su ausencia y hay compañías que, vendiendo que aunque los gastes puedes seguir navegando,  lo que hacen en realidad es cortarlos, obligando al usuario a pagar por usar más.  Pero bueno no quiero seguir diciendo las bondades de Movistar.

Volviendo a la obra. Para aquellos que hayan ido a alguna impro,  los tuits servían para sustituir a los clásicos papelitos que guiarían las diferentes pruebas (contrarreloj,  otra,  más y menos,  el abecedario,…). La idea era buena, como lo fue la respuesta del público que no paró de tuitear. Si se repetirá o no una experiencia similar, queda en el aire.  Pero lo que está claro es que Twitter comienza a estar cada vez más presente.  Y a vosotros, ¿qué otros usos se os ocurren de la red?