Cine y redes sociales

redes sociales y cine

 

Por fin he encontrado un momento para pasarme por este rinconcito e inaugurar la temporada 2015 bloguera. Y quiero hacerlo con el tema que más se trata aquí: redes sociales :).

A estas alturas de la película, hablar de Facebook, Twitter o Instagram ya es algo casi cotidiano para el común de los mortales y estos canales se ponen al día para figurar más en nuestra vida cotidiana y se estudia cómo interactuamos con ellos. Prueba de ello es el último estudio anual de redes sociales que presentó hace unas semanas la IAB que, para quien no lo sepa, es la agencia que representa al sector de la publicidad en medios digitales en España.

Y ¿dónde se ve reflejada nuestra vida cotidiana (con bastantes cambios eso sí)? El cine y esos telefilms ideales para echarse la siesta se han adaptado a la nueva realidad 2.0 y han incorporado las redes sociales a su argumento. Si en los 80, eran los intrépidos periodistas los que se jugaban la vida para descubrir la verdad, ahora son los community managers, que, además, tienen que luchar contra el ataque de malvados hackers a las cuentas que gestionan!!. Incluso, ahora el desencadenante de la acción no es una noticia aparecida en un diario, es un tuit!!. Un claro ejemplo es “Chef a domicilio” (Jon Favreau, 2014).

La revolución que ha supuesto Facebook inspiró “La red social” (David Fincher, 2010) y en 2013 se hablaba de que Twitter tendría en este sentido su serie. En la nominadísima “Birdman” (2014), su director Alejandro González Iñárritu, aborda la nueva dimensión del ser humano y su necesidad de ser reconocido y validado en las redes sociales. Poniendo un ejemplo español, el personaje de Candela Peña en “Las ovejas no pierden el tren” (Álvaro Fernández Armero, 2015) stalkeaba a su novio en Facebook para conocer su estado sentimental.

Resulta curioso que aquellas películas futuristas de los 80 no tuvieran en cuenta esta revolución. Hablaban de coches volando, el Internet de las cosas, tejidos y prendas inteligentes, nuevos dispositivos de comunicación, pero nadie entonces era capaz de imaginar que un grupo de jovenzuelos de Sillicon Valley y de la universidad de Harvard montaran esto.

Ahora que Marty McFly está a punto de volver al futuro, ¿habría subido a su cuenta de Instagram algo así?

backtofuture