El sentimiento en las redes

Foto: freewebselements.com

Foto: freewebselements.com

Ya escribí en una ocasión que las marcas, para ganarse el corazoncito de sus fans y seguidores, tenían que apostar por las experiencias y las emociones, más que por soltar información pura y dura, que ya se puede encontrar bastante por la red.

Entonces, encontré un curioso estudio que decía que la emoción que más se encontraba por las redes sociales, sobre todo en el campo del microblogging, era la ira. En línea muy distinta, me llamó la atención otro artículo.  Un post del Facebook Data Science aseguraba que se podía saber cuando dos personas, con perfil en Facebook, iban a empezar a salir en función del intercambio de likes y shares que hacían. Flirtear en la red. Amor en función de likes, un poco banal la verdad. Por cierto, al respecto recomiendo este corto que emitió hace unos día el programa ‘Alaska y Coronas’ sobre una red en la que los likes son muy importantes, sobre todo para la autoestima de la persona: Instagram.

Curioso mundo el de las redes y los distintos sentimientos que se respiran en las más conocidas. Comencemos por Facebook. Si podíamos saber que el amor está en el aire, según el estudio anterior y confirmarlo luego en la situación de estado (aunque, curioso, hay quien la oculta, sobre todo entre el género masculino), la red de Mark Zuckerberg es el templo de la felicidad, de los grandes momentos, de las sonrisas…, aunque cuando necesitamos algún abrazo virtual, el sentimiento pasa a tristeza  Pero bueno, es una red social y está para difundir, así que en ella también se pueden encontrar denuncias, temas de actualidad e información útil, porque lo que más se hace en Facebook es compartir, aunque no todo sea de color rosa. Pero, básicamente, el caralibro es el reino de la felicidad y el postureo.

Y hablando de postureo, la red que manda en este terreno es Instagram: selfies, gatos y preciosos momentos con un único fin: dar envidia a tus contactos y demostrar tus dotes con la fotografía. Aunque para dar envidia ya están Foursquare y Yelp que te permiten compartir el lugar en el que te lo estás pasando de cine en el momento real.

Siguiendo con el tema de las imágenes, encontramos Pinterest, la red de la belleza, en la que los pines repineados, se mezclan con algunos de nuestra cosecha con una máxima: que son bonitos y originales. Creatividad, eso es lo que manda.

Aunque parezca que es neutra, a veces LinkedIn tiende a eso del postureo, pero en plan profesional. Es una gran herramienta de trabajo y networking, en eso estamos de acuerdo y ya lo dije en un post anterior, pero a veces hay mucho fantasma suelto y no porque no tengan foto de su perfil.

Si a Facebook le quitamos el carácter personal, le añadimos unas gotitas de lo que encontramos en los grupos de LinkedIn y todo lo mezclamos con color y contenido bonito, tenemos Google+. Esta red, por eso de su influencia para el posicionamiento de una web, está llena de generadores de contenidos. En este caso, lo que manda es la utilidad y la información: curiosidades y consejos, sobre todo para profesionales, que son los que se atreven a adentrarse en este terreno de Google.

Y por último, el paraíso de las quejas: Twitter, el muro de las lamentaciones. El mejor canal de atención al cliente y para mostrar la indignación. Copado por aquellos que adoran la conversación y quieren comunicarse directamente con empresas, personas y marcas o participar en la conversación del momento, sea del signo que sea.

Parece algo obvio y un simple ejercicio de observación sería suficiente para darse cuenta de estos sentimientos. Pero todavía hay marcas que están en las redes por estar y no saben moverse por ellas. Conocer estos sentimientos latentes, les puede dar pistas de qué contenido compartir y qué tono utilizar al hacerlo.

¿Y vosotros? ¿Qué otros sentimientos detectáis? 🙂

Haciendo balance del año: herramientas para juntar tus mejores momentos

2014

Qué poquito le queda este año. Es el momento de hacer balance del 2013, y  porque no, compartir nuestros mejores momentos con las personas que han estado en ellos.

Este fin de semana he estado probando algunas herramientas interesantes este sentido.

Twitario: No sé vosotros, pero yo soy de guardar recuerdos, entradas… por qué no guardar tu actividad en Twitter durante el pasado año. Twitario lo pone bastante fácil. Solo tendremos que registrarnos con nuestra cuenta de Twitter y realizar nuestro diario con hasta un máximo de 3.200 tuits que luego podemos exportar a pdf o compartir en nuestros perfiles sociales.

Vizify: Si lo que queremos es también descubrir nuestros followers más fieles, nuestros tuits más destacados o cómo ha sido nuestro comportamiento en la red de microblogging durante este año, la solución es Vizify.Una vez hayamos entrado con nuestra cuenta de Twitter, tendremos un vídeo que podemos editar añadiendo fotos tuiteadas, tuits que queramos destacar o incluso elegir una música de la galería que se nos ofrece. Cuando hayamos dado el ok, podremos compartirlo en nuestro Twitter. Pero Vizify no sólo nos permite hacer balance de nuestra cuenta de Twitter, sino que también podemos reunir los otros perfiles sociales que tengamos (Facebook, LinkedIn, Instagram y Foursquare) y hacer una curiosa web personal.

Flipagram: No hay nada más bonito que recordar tus mejores momentos o imágenes con una gran música de fondo. Con Flipagram ya lo podemos hacer. Una aplicación gratuita que podremos descargarnos desde el App Store de iTunes o desde Google Play. En este para entrar necesitaremos nuestra cuenta de Instagram. Una vez hecho, podremos elegir entre nuestras fotos de Instagram o de la galería móvil, incluso mezclarlas. Las podemos intercambiar y mover de sitio, elegir la velocidad de su presentación, añadirles música y un título. El vídeo resultante de podemos subir a Youtube y compartirlo con nuestros contactos o directamente compartir el enlace en otras redes. Recuerda que en Instagram tendrá la duración que permite esta red (15’’).

Statigram: En la línea de Vizify, nos encontramos con Statigram. También tendremos que entrar con la cuenta de Instagram. Además de darnos estadísticas sobre nuestra actividad en esta red y permitirnos crear diferentes plugins para nuestras páginas nos permite hacer un vídeo con nuestras fotos que más “me gusta” han logrado este año. Una vez listo, se nos mandará a nuestro correo para que lo guardemos en nuestra galería móvil y  cargarlo en la cuenta de Instagram.

Facebook: Un clásico a estas alturas del año. Si cuentas con un perfil en la red de Zuckerberg podrás reunir tus 20 mejores momentos del 2013 (fotos, estados, vídeos, amigos, acontecimientos importantes) y darlos a conocer a tus amigos.

Y bueno, luego siempre queda el trabajo manual de reunir tus mejores momentos y editarlos a tu gusto con aplicaciones como Andromedia o i Movie, pero al 2013 le queda un suspiro…

De momento, desde Social y Media, te deseo un feliz 2014 cargado de muchos buenos momentos para que los compartas 🙂