¿Eres social? Demuéstralo

social media

Como está de moda eso de las redes sociales, muchas empresas deciden abrirse un perfil en ellas. Para tal cometido suelen buscar al empleado que puede saber un poco más ya que, al menos, tiene una cuenta en la red de Zuckerberg, y le piden que se informe de eso del Facebook y el Twitter para empresas.

El empleado, sigue las instrucciones de su jefe y abre el perfil, muchas veces de forma errónea y sin un objetivo establecido. Así que ya es el momento de añadir los iconos a la web corporativa “porque nuestra empresa también mola y está al día”.

Pero se olvidan de algo elemental, las redes sociales para que tengan éxito hay que mantenerlas y dotarlas de buen contenido y ese empleado seguro que ya tiene bastante con lo suyo para ponerse a algo más que, además no suele controlar. Vale, seguro que el empresario tiene un cuñado espabilado en el tema… “Total ¿quién se va a meter en Facebook para ver lo qué nuestra empresa hace? ¿verdad?”. Respuesta: los usuarios y posibles clientes, que también tienen a la competencia, como suele decirse, a un tiro de clic. Y las empresas de la competencia, a poco que sepan cómo va el mundo de las redes sociales, van a sacar mucho provecho de una falta de trabajo en esta materia. Pues, como suele decirse, quien no corre vuela y, si vemos los últimos datos, la mayoría de posibles clientes sí son sociales.

 Y a qué viene esto. Sencillo. Si se echa un vistazo a varias webs, sobre todo de pymes, se descubren webs un poco descuidadas pero a las que no le faltan al menos los símbolos de Facebook y Twitter que, como es de esperar, llevan a unos perfiles personales, poco cuidados, desactualizados y en los que te puedes encontrar de todo o, directamente nada. O si haces la búsqueda de la empresa directamente en la red de turno, para esto que se suele hacer ahora de comparar opiniones y conocer algo más de la empresa y que es bastante utilizado, peor. Te puedes encontrar con lo que podríamos llamar arrepentimientos: varios perfiles con el mismo nombre, sin optimizar y con la misma problemática.

Moraleja: No hay que decir que se es social, hay que serlo y si se quiere estar en las redes, optar por un profesional y una estrategia. ¿No os parece?

Anuncios

Haciendo planes de social media

Social media

 

Como decía Hannibal del Equipo A “Me encantan que los planes salgan bien…”, sobre todo si son de Social Media.

Ya escribí en otra ocasión que sin estrategia no se llega lejos. En Social Media todo tiene que seguir un guión y estar bien planificado. ¿Cuál? en función de las circunstancias, pero hay unos puntos que son esenciales y no deben faltar:

1. Análisis de la situación: es importante tener en cuenta la situación del entorno económico y social en el que está el cliente, así como quién es y qué hace su competencia. En este punto es importante mirar adentro y ver cómo está la empresa, qué se dice de ella y analizar sus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, que nos darán muchas pistas a la hora de establecer los objetivos del plan.

2. Objetivos: todo se hace por algún motivo, así que hay que definirlo:
* Influencia
* Engagement
* Conversiones
* Fidelización
* Visitas a web
* Branding….

3. Público: hay que tener claro a quién se va a intentar seducir. Fijarse en su edad, ubicación, sexo, nivel económico, gustos, presencia en redes sociales y qué hace en ellas, son algunos puntos que hay que tener en cuenta.

4. Estrategia: antes de nada, hay que ver cómo nos vamos a dirigir a nuestras comunidades. ¿Estilo formal, informal? ¿En primera persona del singular o del plural? ¿Qué línea seguirán nuestras publicaciones? Lo primero: definir tono y estilo.

Un calendario de publicaciones siempre ayuda a la hora de gestionar los contenidos que se publicarán. En este punto viene bien establecer una clasificación de los mismos. Ahora toca definir la estrategia pura y dura. ¿Vas a tener blog? ¿Facebook? ¿Twitter?… ¿Para qué te servirán? ¿Qué y cuánto se va a publicar? Añade una propuesta de valor a cada red social y justifica tu presencia en ella.
En redes sociales nos exponemos al público y a situaciones que no podremos a veces controlar y pueden afectar a nuestra reputación online y offline así que hay que estar preparados. Unas normas de comportamiento y un protocolo de actuación ante posibles crisis pueden venir muy bien. En esta fase no hay que olvidar que no todo el mundo está en internet y es bueno dedicar espacio a los medios tradicionales, dando a nuestra estrategia una visión de 360º.

5. Herramientas y recursos: ¿Propios, freelances, agencia? Si son de la casa, ¿quién se va a encargar del plan?. ¿Qué herramientas vas a usar para crear y producir contenido? ¿Y para gestionar y medir tu presencia en redes?. Si se está comenzando, lo normal será ir a herramientas gratuitas o planes low cost. En función de lo que se decida, irá el presupuesto. No olvides reservar una partida a las acciones de promoción en SEM y ads.

6. Acciones e implementación: Momento de centrarse en la ejecución. ¿Qué acciones se realizarán para implementar el plan? Un timing ayuda y habrá que tener en cuenta si se van a hacer acciones SEM o aplicaciones en momentos puntuales.

7. Medición y control: Hay que ver que el plan funciona y medir nuestras acciones para informar a nuestro cliente. Establecer KPIs por canales y objetivos servirán para ver que todo se está llevando a buen puerto.

¿Se os ocurre algún punto más?

A lo mejor esta ayudita os viene bien :).

infografía de un social media plan